INSTITUTO DE ARTE CINEMATOGRÁFICO Y DE ACTUACIÓN

PREGUNTAS FRECUENTES


¿ES EL CINE UN ARTE?
Dentro del concierto de las bellas artes —la pintura, la música, la danza, la literatura y la escultura— al cine se le conoce como el “Séptimo arte”. Como tal, el quehacer cinematográfico comprende todas las demás disciplinas artísticas y ofrece una multiplicidad de especialidades de alta creatividad y competencia de mercado: guion, producción, dirección, fotografía, sonido, dirección de arte, diseño de producción, edición, montaje, post-producción, asistencias, script, actuación, distribución, promoción, entre muchas otras.

¿ES LA ACTUACIÓN UN ARTE?
Definitivamente sí: y de altos vuelos. Sin actores no hay personajes y sin ellos las artes visuales (cine, teatro, televisión, etc.) no podrían existir. Actuar un personaje y lograr que entre en el consciente del público da gran satisfacción artística.

¿POR QUÉ EL RUSO NO TIENE EL “RVOE” (Registro de la Secretaría de Educación Pública “S.E.P.”)?
El Instituto de Arte Cinematográfico y de Actuación, “El Ruso” es una de las mejores escuelas de cine y actuación, tiene 18 años formando los mejores profesionales en el medio cinematográfico y en la actuación. En este tiempo hemos presentado los requerimientos exigidos por la S.E.P. para obtener el RVOE; sin embargo, a lo largo de este proceso, detectamos que los lineamientos que señala la S.E.P contradicen nuestras dos fuerzas principales en las que se basa el éxito en la formación de nuestros estudiantes: nuestro plan de estudios y nuestra planta docente de profesores y maestros.

¿Esto qué significa?
Nuestro plan de estudios es flexible y cambiante, pues se amolda según la libertad de cátedra que gozan nuestros profesores, pero sigue un diseño específico inspirado en la academia de la enseñanza rusa —reconocida por todas las instituciones artísticas del mundo— y en la larga y reconocida experiencia del cine mexicano.

Para poder transmitir el conocimiento, es de suma importancia que nuestros maestros sean profesionales en activo con larga trayectoria en el mundo del cine y la actuación. En pocas palabras, profesionales de talento y creatividad ofreciendo clases de cine y actuación.

¿EN QUE CONSISTE “LA ACADEMIA” DE LA ENSEÑANZA RUSA?
En el cine y en las escuelas de cine, la academia rusa refiere a los lineamientos del montaje que indican la esencia del quehacer cinematográfico con base en las teorías del montaje de Eisenstein, Kuleshov y otros maestros rusos.
En la actuación, es el método de la vivencia de Stanislavsky.
En ambos casos son teorías llevadas a la práctica y reconocidas en todo el mundo como la esencia de la creación artística del cine y de la actuación. Los grandes cineastas han reconocido desde siempre el montaje como el centro de la creación cinematográfica. Asimismo, el método de Stanislavsky ha sido adoptado y desarrollado en prestigiosas academias y escuelas de actuación. Un ejemplo prominente es el Actor’s Studio de Nueva York.

¿QUÉ SIGNIFICA LA EDUCACIÓN ARTÍSTICA?
Los egresados de nuestro instituto entran al mundo profesional con una formación sólida en lo artístico y lo técnico, que supone el dominio seguro, libre y creativo de su arte.

La certificación estandarizada diseñada por la S.E.P. para otro tipo de disciplinas, que no concuerdan con la enseñanza artística en el cine y en la actuación, no es nuestra meta. El arte no se puede moldear a ningún tipo de esquema de enseñanza “universal” diseñado en abstracto. No es lo mismo la enseñanza de las matemáticas que la medicina o la filosofía. No es lo mismo la enseñanza de idiomas que la oceanografía o la astronomía. Definitivamente, la enseñanza de las artes requiere de un tratamiento específico, creativo y personalizado. Como Platón dialogaba con sus alumnos, Leonardo da Vinci pintaba con sus pupilos o Diego Rivera exponía con sus asistentes.

Es cierto que ni Dickens ni Tolstoi se titularon en Literatura. Tampoco Mozart ni Sibelius se titularon en música. Nunca Picasso y menos Van Gogh se titularon en pintura. En el cine, ni John Ford, Bergman, Kurosawa, Resnais, Griffith o Kubrick, por mencionar algunos, se titularon… sospechamos que Buñuel y Emilio, “El Indio”, Fernández tampoco. Y nuestras glorias del cine nacional, María Félix, Pedro Infante, Tin Tan, Joaquín Pardavé, nunca sospecharon que requerían un título para ejercer su profesión de actores.

¡Pero cuidado! Todos ellos estudiaron y mucho; en distintas formas: heredando la profesión (Chaplin), siendo autodidactas (Cantinflas), heredando la tradición (Orson Welles), emigrando de otra profesión (Bergman o Fellini), o aprendiendo en el set (Emmanuel Lubezki o Tarantino).

¿POR QUÉ ES NECESARIO HOY EN DÍA ESTUDIAR EN UNA ESCUELA EL ARTE DEL CINE O DE LA ACTUACIÓN?
Con la llegada de las nuevas tecnologías del internet, la fotografía digital, los programas de computación, etc., el “filmar” o el “grabar” se ha vuelto fácil y rápido. Esa inmediatez ha sido muy perjudicial, pues ya cualquiera puede dirigir o actuar de manera improvisada y sin ninguna experiencia. En muchos casos, los resultados han sido muy pobres, por no decir patéticos... Estamos seguros que hoy en día es fundamental estudiar con un método académico como el que nuestro instituto ofrece para superar la mediocridad que impera en la sociedad. Sólo con arte, talento y creatividad puede el alumno colocarse a otro nivel de profesionalismo. Nuestro instituto es uno de los pocos que ofrece esa posibilidad entre las demás escuelas de cine o escuelas de actuación, como la tuvo Andrei Tarkovsky al estudiar en el Instituto Estatal de Cinematografía de la Unión Soviética (hoy de la Federación Rusa).

La excelencia de la escuela rusa en México